Secretaría de Educación

Apoyo digital

Maestros(a) queremos acompañarlos(a) a cada paso que dan para ser los mejores en su labor trascendental, por ello ponemos a su disposición el siguiente material que le servirá para complementar su preparación en el Servicio Profesional Docente, a continuación encontrará, El apoyo digital o virtual, que les ofrece contenidos y servicios digitales.

En esta noción de biblioteca los servicios son resultado del manejo de la información digital a través de tecnologías de la comunicación y de la información, lo que le otorga características distintas a las de los servicios que se ofrecen en la biblioteca convencional.

 


La Coordinación Estatal del Servicio Profesional Docente te trae algunos consejos que pueden serte muy útiles para obtener el mayor rendimiento posible y de esta manera conseguir una total concentración durante tu sesión de estudios. Muchas veces nos encontramos perdidos dentro del texto que estamos estudiando, o no conseguimos motivarnos por nuestros avances. Todo esto se podría solucionar si empiezas a planificar tu sesión de estudios.

  1. Programe las sesiones de estudio. Realice un calendario personal para distribuir los aspectos a evaluar entre el tiempo disponible para su estudio.
  2. Defina el objetivo de cada sesión de estudio y establezca el tiempo que dedicará a cada una según sus ocupaciones personales.
  3. Dedique más tiempo de estudio a los temas que considere su mayor debilidad o preocupación.
  4. De preferencia, estudie en un lugar cómodo, iluminado, ventilado, con temperatura adecuada y libre de distracciones.
  5. Repase las veces que sea necesario notas, resúmenes y esquemas con la finalidad de afianzar sus conocimientos.
  6. Estudie con tiempo, dejar todo para el final provoca estrés e impide la concentración adecuada.
  1. Compilar la bibliografía. Reúna la bibliografía y los materiales de consulta sugeridos, ya sea que sea en formato electrónico o impreso.
     
  2. Leer para comprender. Con base en su programación lea gradualmente los materiales de estudio, para ello realice ejercicios de predicción a partir de títulos y subtítulos de libros y capítulos; fije el objetivo de cada lectura, por ejemplo, identificar los aspectos fundamentales de los procesos de desarrollo infantil, explicar la influencia del entorno familiar y sociocultural en el aprendizaje de los alumnos, etcétera; subraye las ideas principales y secundarias del texto; relacione las ideas principales de modo que pueda construir un texto coherente con continuidad lógica; realice ejercicios para expresar con pocas palabras lo sustancial del texto; identifique y defina conceptos clave. Es importante que siempre realice este tipo de actividades con el propósito de comprender el contenido de los textos.
     
  3. Conocimientos previos. Cuando estudie utilice sus conocimientos previos, relacione la información nueva con lo que ya sabe. Esto facilitará la adquisición, asimilación y comprensión de nuevos conocimientos.
     
  4. Esquemas organizadores de texto. Elabore esquemas (cuadros sinópticos, mapas mentales y conceptuales, cuadros comparativos, etcétera) sobre el contenido de los materiales de lectura. Esta técnica permite organizar la información y expresarla sintéticamente de forma clara y sencilla, además hace posible el repaso rápido de los temas de estudio.
     
  5. Preguntas y respuestas. Escriba preguntas y respuestas que ayuden a mejorar la comprensión del texto, o escriba preguntas para las que no tiene respuestas y búsquelas releyendo los textos.
     
  6. Estudio en grupo. Esta modalidad de estudio tiene la ventaja de trabajar en colaboración, lo cual resulta muy formativo: se comparten materiales, se despejan dudas mediante el análisis y la discusión colectiva, se resuelven problemas y realizan ejercicios en común. La comparación de diferentes puntos de vista estimula la actividad metacognitiva de las personas, lo cual repercute en la mejora de sus conocimientos.